Contenido del artículo principal

Resumen

Comparada con la Pacificación de la Araucanía y la Conquista del Desierto, la colonización de la Tierra del Fuego, otro sangriento episodio de despojo territorial iniciado en 1884, se distingue en al me­nos tres aspectos. En los dos primeros casos el Estado dirigió campañas militares para la procuración de nueva tierra; en el segundo, ya considerándola propia (Tratado de Límites de 1881), simplemente otorgó concesiones al capital ganadero, trasfiriéndole de paso la erradicación de la barbarie que la habitaba. Si allí los ejércitos abrieron paso a la ganadería, aquí se trató apenas de contingentes policiales, tímidas encarnaciones del Estado, que asistieron a los estancieros en la expansión de sus ovejas. Por otra parte, si la violencia de la Pacificación y la Conquista interrumpe una larga historia de relaciones políticas entre vencedores y vencidos, en Tierra del Fuego los gobiernos inauguran, en torno a estos emprendimientos privados, la vida civil. En el primer caso, el precio de la derrota convirtió a los vencidos en "indios"; en el segundo, ante el vacío político prefigurado, hubo que producir la barbarie antes de acabar con ella. El texto que sigue abordará los mecanismos de esta producción y ofrece antecedentes sobre la formación del poder civil en Tierra del Fuego.

Detalles del artículo

Cómo citar
Bascopé Julio, J. (2010). Sentidos Coloniales I: El oro y la vida salvaje en Tierra del Fuego, 1880 -1914. Magallania, 38(2). Recuperado a partir de http://www.magallania.cl/index.php/magallania/article/view/149